Escritos

Dudas

Esta mañana
mi mente disimulaba
que si mejor acá
o allá.

Salí a pasear por
los rincones de su casa
En el baño había mucha agua
Mire mis pies,
hundidos en medias húmedas
Logré alcanzar la canilla
que cerré con algo de dificultad.

Luego me dirigí al cuarto
mitad lleno
(O mitad vacío?)
de recuerdos enterrados
juguetes dañados por el tiempo
y la sal
La fresca brisa tocó mi rostro
al abrir esa pequeña ventana
que crecería unos metros más.

Decidida fui a la cocina
Ahí la encontré, cansada
intentaba escapar por la puerta
que daba al jardín
Me miró desesperada
buscando una razón más.

Sentí una gran pena
y corrí para ayudarla
Ya se había ido,
por suerte.

El jardín resplandeció
de un verde y manzana.
La casa se esfumó
así como ella,
la que antes disimulaba.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *