Indonesia,  Viajes

3 cosas que debés saber antes de viajar a Bali

Entre las miles de páginas que te dejan información de esta isla paradisíaca, a mi se me ocurrió darles tres consejos que nunca están de más, y que les van a servir no sólo para Bali, si no también para todo el sudeste asiático, si está en sus planes recorrerlo.

1) No voy en tren, voy en moto

Si ya has estado en algún país del sudeste asiático esto no te sorprenderá, pero el tráfico en Bali es prácticamente una locura. El 70% de los vehículos son motos o scooters, por lo que si tenés algún miedo a este tipo de transporte te recomiendo que vayas preparado para una aventura.

La moto es el transporte más práctico que hay en la isla, y te aseguro que es mucho más rápido que el auto. Las calles angostas abarrotadas hacen muy dificil el paso de grandes vehículos, y conducir por ellas es todo un arte que sólo los locales saben hacer. Si nunca manejaste una moto, te recomiendo aprender a hacerlo o viajar con alguien que sí lo haga, ya que la forma más económica y fácil de visitar la isla es arriba de una de ellas, creeme.

Señor Billetín

Si ahora te dejé pensando en alquilar una moto para moverte, lo mejor es que, además, puedas llevar la licencia de conducir internacional. Si se te hace imposible obtenerla antes de viajar, te dejo un tip: tené preparado el “bolsillo de policía”.

Un amigo español, además de enseñarme a conducir en Bali, me enseñó a tener siempre algunas pocas rupias en el bolsillo, en caso de que la policía me parara. Papeles de la moto, casco y licencia internacional es lo que te piden, y si no tenés alguna de esas cosas, vas a tener que dejar una “colaboración” para que te dejen seguir tu viaje tranquilo. Con unos billetes chicos en el bolsillo podés evitar que te cobren lo que a ellos le parezca suficiente, argumentando que saliste sin tu billetera y que no tenés nada más encima. De lo contrario pueden llegar a pedirte desde 250 a 500 mil rupias, y eso en Bali es mucha plata.

Acordate, en Bali se maneja del lado izquierdo! Y aunque parezca fácil, el cerebro muchas veces te juega una mala pasada y te hace pensar que hay algo de tus neuronas que no conecta bien.. been there!

2) Cultura del regateo

El sudeste asiático es famoso (por si no lo sabías) por tener precios muy flexibles. Y Bali tampoco se queda atrás. No es que cada vendedor fija un precio de mercado y ya está. No. La clave es siempre negociar.

El regateo está culturalmente impuesto tanto para turistas como para locales. Desde un taxi o un plato de comida hasta el pasaje en barco para ir a cualquier isla, vas a encontrar precios tan variados que a veces vas a dudar de si son verdaderos.

Al principio es muy difícil saber si uno está haciendo un buen negocio o no, y como en general todo es muy barato, te parecerá que si. Pero no te apures tanto, que con el pasar de los días te vas a dar cuenta que la comida que pagaste 5 dolares la podías haber pagado 3, o que una remerita que te gustó y la vendedora te hizo “special price for you” salía normalmente 4 dolares en lugar de 10.

Mercado de Ubud despejado

Te recomiendo poner especial atención al precio de los transportes: los choferes de taxis y motos son los que más se aprovechan, y si vas a tomar un barco a las islas Gili o Nusa, fijate qué precios indican los carteles en los puestos de la calle, generalmente son promedio.

Mi consejo es no comprar nada hasta haber preguntado mínimo en 3 o 4 lugares diferentes, o si conociste a alguien de confianza en el hotel o algún otro lado, consultarle cuánto deberías pagar por eso que querés. En Nusa Lembogan conocí a unos ingleses que habían pagado más de 90 dólares el ticket del barco, que normalmente cuesta alrededor de 20.

Sacá foto a varios carteles para tener una referencia

3) Selamat datang Bali, bienvenido a Bali

En Bali se habla el balinés, y como en toda Indonesia, también el indonesio. Te estarás preguntando en qué idioma te podrás comunicar si no hablás ninguno de esos, pero si te manejás minimamente con el inglés tenés suerte porque gran parte de los locales lo habla y entiende. Algunos hablan mejor que otros, naturalmente, pero la gran mayoría algunas palabras logran modular.

A pesar de esto, considero una buena forma de conocer la isla y su cultura aprendiendo algunas frases, que además de facilitar la relación con locales, te harán ganarte varios aplausos y algún que otro descuento. Además, ante las insistentes ofertas de los vendedores ambulantes o taxistas, será más fácil evadirlas de una forma rápida y sencilla, si logras acordarte de algo como tidak, maaf (no, lo siento).

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *